Cuando nos proponemos bajar depeso y hacer cambios en nuestro estilo de vida, debemos entender que no es solo una cuestión de información, de recetas o de pasos concretos.

Muchas personas con toda la información no son capaces de bajar peso. Llevarlo a la práctica requiere mucho más que una teoría. Requiere incorporar con constancia y a un ritmo adaptado a nuestras necesidades individuales y circunstancias, una serie de hábitos que nos permitan reconectar con nuestro cuerpo y nuestras necesidades reales.

Y sin duda al mismo tiempo, desarrollar un nivel de consciencia adecuado que también nos permita mantener esa constancia y poder tomar decisiones que apoyen nuestro bienestar en cada momento.