Cuando hice el primer taller en mi casa, noté curiosidad en la gente por probar cosas que no habían oído antes, vinagre umeboshi, levadura nutricional, tamari..Me di cuenta que independientemente de cual sea la forma de alimentarse de cada uno, mucha gente está interesada en probar nuevos platos especialmente si les gusta y les ayuda a cuidar su salud.

En el taller de ayer en @organic.oviedo noté lo mismo en las chicas que asistieron, pero además me di cuenta de que algunas de ellas descubrían que comer opciones sanas y saludables es más fácil de lo que pensaban.

Hicimos tres salsas y un postre para acompañar cualquier plato, merienda de niños o mayores y postre de una comida o cena, que no requieren ningún cocinado. Creo que para la gente que no es muy amiga de la cocina, esto es todo un descubrimiento.

Mi sensación si me permitís compartirla con vosotros es que la gente que asiste a mis talleres es amable, que vienen siempre con una sonrisa, con chispa, con ganas de aprender, de participar, agradecida, generosa, buena gente, simpática.. y que me inspiran a seguir llegando a vosotros para ayudaros a introducir nuevos platos en vuestro menú habitual, que os abrirán cuanto menos, la curiosidad por un estilo de vida que os ofrece si queréis un equilibrio maravilloso entre el placer de comer, la prevención de enfermedades y el peso que queréis.

Y aquí me tenéis, bien para acercaros la posibilidad de familiarizaros con un tipo de cocina que aporta sobre todo salud, para facilitaros la vida cocinando la prueba de estos platos para que os llevéis a casa, y también en asesoramiento para enseñaros cómo empezar a comer sano, qué necesitáis en la cocina, la compra básica, cómo organizar el tiempo y sacarle partido al tiempo que empleáis en la cocina, también para enseñaros a diseñar un plato equilibrado para llevar en tupper si coméis fuera de casa y la forma óptima de comer bien, rico y equilibrado si coméis en un restaurante. Para las que queráis dar un paso más, os ayudo a avanzar de forma estable y permanente, y a hacer de ello un hábito y no una “dieta”.

Gracias a todos los que estuvisteis en el taller y a todos los que me leéis y seguís por aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *